EN SEGUNDO TRÁMITE CONSTITUCIONAL  BOLETIN NRO 10526-06

1. Se crean dos tipos de instituciones: 9 Consejos de Pueblos Indígenas (1 por cada pueblo) y 1 Consejo Nacional de Pueblos Indígenas.

2. Los Consejos de Pueblos indígenas se definen como corporaciones de Derecho Público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, de carácter autónomo, representativo, participativo y de consulta. El Consejo Nacional de Pueblos Indígenas se define también como corporación de derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, de carácter autónomo, representativo, participativo y de consulta.

3. Los Consejos de Pueblos son instancias básicamente consultivas.

4. Tanto los Consejos de Pueblos como el Consejo Nacional de Pueblos, pese a ser instituciones autónomas, sólo pueden dirigirse a otros órganos del Estado a través del Ministerio de Pueblos Indígenas, creándose una situación de subordinación que no corresponde con su carácter de representativos.

5. Consejos de Pueblos (art 3):
a. Funciones respecto de la consulta indígena: Cada Consejo de Pueblo Indígena podrá emitir opinión y pronunciarse sobre la existencia o no de la susceptibilidad de afectación directa de las medidas administrativas y legislativas que se prevean ejecutar, relacionadas con el respectivo pueblo indígena, de conformidad con el Convenio N° 169. Respecto de las consultas indígenas en materia ambiental el numeral 4 del art 3 señala que podrán emitir opiniones y observaciones. Al tratarse de consultas indígenas, también los consejos podrían pronunciarse sobre la suscetibilidad de afectación directa, según el numeral 4, lo que haría inncesario el numeral 5.
b. Funciones informativas, propositivas y consultivas: sobre políticas públicas indígenas, propuestas normativas, derechos colectivos, derecho consuetudinario propio, patrimonio cultural.
c. Función de colaboración: de implementacuón de Convenio 169.
d. Funciones decisorias: sobre su propia orgánica.
e. Funciones operativas: planes operativos, informes de gestión y convenios de cooperación.
f. Otras que encomienden las leyes

6. Consejo Nacional de Pueblos Indígenas (art 15):
a. Funciones respecto de la consulta indígena: podrá emitir opinión y pronunciarse sobre la existencia o no de susceptibilidad de afectación directa de las medidas administrativas y legislativas.
b. Funciones respecto de áreas de desarrollo indígenas: proponer nvas. áreas y proponer modelos de administración.
c. Funciones informativas, propositivas y consultivas: sobre política nacional indígena, políticas públicas para pueblos indígenas, propuestas normativas, consultas de organismos del Estado, adhesión o ratificación de convenios, asesorías en general.
d. Función de colaboración: de implementacuón de Convenio 169.
e. Funciones decisorias: sobre reglamentos internos que regulen su funcionamiento y designación de representantes en foros internacionales.
f. Funciones operativas: planes operativos anuales, informes de gestión.
g. Otras que encomienden las leyes.

7. Funcionamiento:
a. Consejos de Pueblos: una reunión mensual
b. Consejo Nacional: tres reuniones ordinarias al año. Hasta 3 sesiones extraordinarias al año (solicitadas x 1/3 de miembros).

8. Valoración:
a. El carácter consultivo de los consejos de pueblos no corresponde a la demanda de compartir poder efectivo que han formulado los pueblos indígenas. En estas condiciones no serán necesariamente atractivos como instancias de manifestación de la diversidad de las visiones políticas dentro del mundo indígena, quedando muchas sensibilidades indígenas fuera de ellos.
Por ello, requieren ser complementados con medidas de representación política especial (en congreso, gobiernos regionales y municipios) de los pueblos indígenas.
b. Sin embargo, los consejos pueden evolucionar a instituciones resolutivas en la medida que se dicte legislación que les de esas atribuciones, pudiendo representar un primer paso hacia formas de la llamada “autonomía funcional” o “no territorial” (por delegación de atribuciones decisorias estatales en áreas delimitadas sin referencia territorial, como en el caso de los Consejos Maoríes de Nueva Zelanda).
c. Los consejos de pueblos tienen menos atribuciones resolutivas que el actual Consejo de CONADI, que es resolutivo en cuanto a la política de tierras.
d. Los consejos, sobre todo, resolverán la necesidad del Estado de contar con un fortalecimiento de las contrapartes indígenas en el diálogo institucional para la elaboración de políticas públicas más pertinentes y eficaces. En este sentido son tremendamente valiosos para orientar al Estado (el actual consejo de CONADI sólo tiene 8 representantes indígenas).
e. El proyecto resultante del primer trámite resolvió el problema de que se les atribuyera a los consejos la absolución de consultas indígenas del Convenio 169. Los consejos pueden emitir opiniones.
f. No obstante lo anterior, y pese a las mejoras introducidas durante el primer trámite constitucional, subsisten una serie de temas en que puede perfeccionarse el proyecto en el segundo trámite constitucional:
i. Fortalecer capacidad técnica de consejos mediante atribuciones para requerir estudios y la obligación de futuro Ministerio de Pueblos Indígenas de prestar asesoría técnica a consejos.
ii. Establecer funciones de control de Consejo Nacional de Pueblos sobre ejecución de políticas públicas: capacidad de dirigirse a cualquier institución de la administración estatal sin que sea necesario hacerlo a través del Ministerio de Pueblos para requerir información y antecedentes, además de expresar su opinión. Establecer obligación de respuesta de organismos públicos frente a requerimientos de información.
iii. En particular, Consejo Nacional de Pueblos Indígenas, debe poder fiscalizar la implementación de la política nacional indígena. En este aspecto, no sólo debería poder colaborar en la evaluación, sino poder hacer una evaluación independiente.
iv. Capacidad de representación judicial de intereses indígenas: Para poder velar por los derechos de los pueblos, los consejos deben poder representar en juicio a comunidades, organizaciones e individuos indígenas que han visto vulnerados sus derechos indígenas. Esta atribución es fundamental para dar credibilidad a los consejos como instancias de defensa y protección de los derechos indígenas.
v. Obligación de rendición de cuentas: Como correlativo de las facultades de los consejos, es fundamental para su legitimidad que los consejos tengan la obligación de dialogar al menos una vez al año con las organizaciones indígenas sobre sus actividades y la forma en que han representado los intereses y derechos de los pueblos indígenas y reciban directamente las opiniones de éstas sobre su labor.