“Esto requiere nos sentemos con Contraloría para que acoja el término del contrato que conlleve la posibilidad de contratar directamente las obras asociadas a Padre Las Casas, separándolas del contrato del puente. Yo creo que podemos llegar a buen término gracias a la relación entre el equipo regional, la Contraloría y la empresa”, expresó la Ministra de Vivienda, Paulina Saball.
En dependencias del Congreso Nacional se realizó este miércoles 3 de octubre una reunión entre la Ministra de Vivienda, Paulina Saball; los senadores PPD Jaime Quintana y Eugenio Tuma, además de José García (RN); el alcalde de Padre Las Casas además de concejales y dirigentes de la zona, a fin de destrabar el conflicto que mantiene paralizadas las obras del emblemático puente Treng Treng Kai Kai.
Las obras pretenden generar un cambio importante de la conectividad entre Temuco y Padre Las Casas. Sin embargo, la comunidad se encuentra expectante ante una obra inconclusa y un contrato que no se puede terminar por una cuestión de solvencia de la empresa.
“La inversión es la más importante en la región, es muy significativa. Los vecinos advirtieron lo que podría ocurrir con la obra, es insostenible la situación de dificultad de transitar. Hay comerciantes que han tenido que cerrar sus locales. Estamos disponibles para hablar con Contraloría y respaldar las gestiones para dar solución al conflicto. Es necesario avanzar cuanto antes”, señaló el senador Eugenio Tuma (PPD).
Ana María Soto, ex concejal y hoy candidata al CORE aseguró que la presencia de dirigentes del sector aledaño a las obras fue muy importante en la cita con la ministra, a fin de dar cuenta del real impacto que han tenido estos trabajos, junto con ello destacó el que la jefa de la cartera diera tranquilidad a los padrelascasinos enfatizando que este no es un nuevo Cau Cau como lo han sindicado algunas personas.

Por su parte, el senador Jaime Quintana (PPD) expresó que “hemos hecho gestiones desde antes de la liquidación del contrato. Aquí lo importante es el daño a comerciantes y vecinos. El tiempo para cruzar el puente es excesivo. Hay dos temas en la zona, obras de vialidad y el puente. Es necesario separar y tomar la importancia del caso, sobre todo porque esta zona recibirá al Papa en unos meses más”, expuso.

Acuerdos ministeriales
En un esfuerzo por subsanar los problemas que acarrea la paralización de las faenas, la SEREMI de Vivienda de La Araucanía, Romina Tuma, señaló que “la idea es sumar a la empresa en esto, con tal de minimizar los riesgos al máximo. Estamos abocados en avanzar la liquidación del contrato. Hay que contar cada material que hay en la obra para saber lo que falta. Ese proceso va de la mano con la auditoría de contraloría a este proyecto”.
Bajo la misma óptica, la Ministra Saball se comprometió a llegar a Contraloría con “un procedimiento impecable”, una vez cumplido los pasos administrativos necesarios para tal efecto, recalcando que el problema “no era de recursos”. “Esto requiere nos sentemos con Contraloría para que acoja el término del contrato que conlleve la posibilidad de contratar directamente las obras asociadas a Padre Las Casas, separándolas del contrato del puente”, expresó la titular de la cartera de Vivienda.
Todos los actores involucrados coincidieron en que el impacto en las personas, la comunidad y los vecinos era de alta complejidad. Hubo consenso en que la expectativa de mayor conectividad alteró las actividades cotidianas. Por ello -ante los cuestionamientos de concejales y dirigentes-, la Ministra Saball se comprometió en varios aspectos. “Me comprometo a preparar material que de forma clara explique lo que estamos haciendo en tres líneas. Junto con la Intendenta, implementaremos una mesa intersectorial para ver los temas de los comerciantes. Formalizaremos también una instancia de seguimiento del tema. Así, cuando se reinicien las obras, podrá haber participación de los dirigentes vecinales en el seguimiento del avance. Y en tercer lugar, ayudaremos a resolver la situación de los trabajadores de la empresa que llevó a cabo esto”, afirmó.
Por último, tanto la Ministra como la SEREMI coincidieron que la conciliación de esos elementos, junto el análisis de las componentes legales, administrativas y financieras – además del diálogo con la comunidad- solucionarían los problemas acarreados por la insolvencia de la empresa ganadora de la licitación de las obras.
“Reconocemos que tenemos un problema pero también la voluntad de todos los actores involucrados en resolverlo mancomunadamente, con la mayor información y transparencia pero también con el cuidado de cumplir las normas que la administración del Estado hoy nos demanda para este tipo de contratos”, expresó la Ministra de Vivienda, Paulina Saball.