La sala del Senado aprobó el proyecto de acuerdo presentado por los senadores Eugenio Tuma y Alfonso De Urresti, que ratifica el “Protocolo sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica”, conocido como Protocolo de Nagoya.

Tuma enfatizó que es inaceptable que algunas empresas e incluso universidades pretendan privatizar los recursos naturales y conocimientos tradicionales del pueblo Mapuche a través de registro de patentes.

El parlamentario PPD de La Araucanía aseguró que nuestro país debe combatir la biopiratería que ha puesto en riesgo recursos ancestrales como el Maqui o el Calafate, y otros que están presentes gracias a la diversidad genética que han conservado los pueblos indígenas de Chile”, dijo el senador Eugenio Tuma.

El convenio promueve la participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y obliga al Estado de Chile a adoptar medidas legislativas, administrativas o políticas, para asegurar que se compartan de manera justa y equitativa con las comunidades.