“SI EL GOBIERNO HUBIESE ESCUCHADO AHORA TENDRÍAMOS 70 CAMAS DISPONIBLES”

Al cumplirse un año desde la paralización de obras de la empresa Corsan Corviam, vecinos de Pitrufquén salieron a la calle a manifestarse a través de una velatón por la nula respuesta de las autoridades de salud en torno al reinicio de obras que han dejado transformado en un elefante blanco el que sería el nuevo edificio de atenciones médicas de la comuna.
Pacientes que engrosan las listas de espera y obreros que quedaron cesantes fueron parte de quienes se dieron cita en las obras abandonadas, junto a quienes se manfiestó el senador Eugenio Tuma quien aseguró “esta fue una mala decisión del Gobierno y del Servicio de Salud que advertimos pues si bien la empresa era lenta, estaba avanzando y de haber proseguido ya hubiésemos inaugurado el hospital hace varios meses estarían 70 camas disponibles, las mismas que se están negando en el Hospital regional”, indicó el parlamentario.
En la oportunidad, Tuma indicó que la lucha seguirá en torno a priorizar la pronta licitación de estas obras, aunque dado el estado de deterioro puso en duda que alguna empresa quiera adjudicársela; no obstante, seguirá insistiendo ante el Ministerio de Salud para evitar que los 2 años en que se proyecta pueda estar construido el Hospital de Pitrufquén se transformen en 3 o más, si no se hace nada al respecto, puntualizó el congresista.