Protección del patrimonio de los pueblos indígenas de Chile respecto a su uso en marcas en la discusión del proyecto de ley que crea el instituto nacional de propiedad industrial

En la redacción de las indicaciones se contó con la valiosa colaboración del profesor de la Universidad de Chile, Dr. Salvador Millaleo.

¿Por qué es importante esta ley para el Pueblo Mapuche?

Porque protege el patrimonio de los Pueblos Indígenas de Chile respecto a sus símbolos, nombres de las comunidades, toponimias – nombre de los territorios-. Se establecen mecanismos para evitar la constitución de derechos de propiedad industrial por parte de empresas o personas no indígenas que buscan utilizar el patrimonio ancestral para diferenciar sus productos o servicios a través de marcas, vinculándolos a la cultura mapuche sin formar parte de ella. Es una práctica adoptada por la industria del vino o empresas de turismo, entre otras, que toman los nombres mapuches y los registran como marcas generando exclusividad de uso.

Por primera vez se incorpora en nuestra legislación normativas que protegen el patrimonio de los Pueblos Indígenas de Chile y que han sido incorporadas por diversos países como Perú, Paraguay, Nueva Zelanda y la India.

¿Existen nombres mapuches o de pueblos indígenas ya registrados?

Sí, existen al menos 79 marcas asociadas a nombres propios de los Pueblos Indígenas, 17 a símbolos ancestrales, 16 a los ámbitos sagrados y religiosos y 4 a alimentos tradicionales.

Respecto de conceptos ancestrales que se encuentran inscritos como “marca registrada” 48 corresponden al nombre del Pueblo Rapa Nui, 18 al de Merkén, también se han registrado como marca los conceptos sagrados de Canelo, Machi y Rehue.

¿Cuáles son las propuestas incorporadas por el Senador Tuma en esta ley?

El artículo segundo del proyecto de Ley garantiza que la protección conferida por los derechos de propiedad industrial se concederá salvaguardando y respetando tanto los recursos genéticos como los conocimientos tradicionales, relacionados o no a tales recursos, de los pueblos indígenas. En particular, establece que “los derechos regulados en la presente ley, incluidas las patentes de invención, no podrán constituirse sobre los conocimientos tradicionales.”.

También se consagra que el “Estado reconoce y protege los derechos de las comunidades y pueblos indígenas y de las comunidades locales sobre los conocimientos tradicionales.”.

Se establece la prohibición absoluta de inscribir marcas sobre banderas u otros emblemas y los símbolos distintivos de los pueblos indígenas, que sean adoptados por ellos. Por primera vez, en nuestro ordenamiento jurídico se otorga igual protección jurídica a los símbolos patrios que a los símbolos de los Pueblos Indígenas.

¿Y qué pasa con las comunidades indígenas que quieran inscribir su nombre como denominación de origen?

El Proyecto de ley protege el nombre oficial de comunidades y asociaciones indígenas, inscritas en los registros de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, CONADI, prohibiendo su inscripción como marca por personas o empresas no indígenas.

“En cuanto a las indicaciones geográficas o denominaciones de origen que correspondan a nombres indígenas de zonas o lugares donde habitan mayoritariamente comunidades indígenas, el Instituto de Propiedad Industrial oficiará a la CONADI para asegurar su conocimiento y permitir así el ejercicio de los derechos de las comunidades indígenas que puedan verse afectadas por la solicitud.”

Es decir, se garantiza que las comunidades indígenas sean informadas para que puedan oponerse o soliciten la inscripción de la indicación geográfica o denominación de origen. También podrán llegar a un acuerdo con otros interesados que quieran tramitar estas inscripciones, considerando que su reconocimiento y registro beneficia a toda una zona, incluyendo a las comunidades indígenas.